El grupo alemán de reaseguros Munich Re concluyó el ejercicio 2009 con un beneficio neto consiolidado de 2.560 millones de euros, lo que supone un incremento del 62% respecto al año anterior, informó la entidad, que elevó un 9,5% el volumen de primas brutas suscritas, hasta 41.400 millones y pagará a sus accionistas un dividendo de 5,75 euros por acción, un 4,5% más. Los resultados de la mayor compañía mundial del sector de reaseguros reflejan el fuerte incremento del beneficio en el último trimestre del ejercicio, cuando la entidad ganó 780 millones de euros, siete veces más, mientras que el volumen de primas brutas suscritas creció un 7,2%, hasta 10.400 millones de euros.