La Comisión Europea tiene hasta el próximo 27 de noviembre de plazo para aprobar el acuerdo entre Opel y Magna, su futura propietaria.