La Comisión Europea ha autorizado la adquisición conjunta de las acciones de la compañía naviera alemana Scandlines por parte del grupo alemán Allianz, 3i Group (Reino Unido) y diversos fondos de inversión gestionados por 3i Investments y 3i Gestion, tras comprobar que la operación no perjudicará la competencia en el espacio económico europeo. Scandlines ofrece servicios de transporte de pasajeros y mercancías en la zona del Báltico. Por su parte, Allianz, además de ser el mayor grupo asegurador europeo, desarrolla actividades de banca y gestión de activos, mientras que 3i es una empresa de capital riesgo que invierte en capital privado.