Los partidos que forman la coalición de gobierno alemana -cristianodemócratas (CDU), socialcristianos bávaros (CSU) y liberales (FDP)- acordaron anoche establecer una nueva tasa bancaria para la creación de un nuevo fondo para afrontar crisis financieras como la actual. "Hemos alcanzado progresos concretos para la regulación bancaria y la responsabilidad de los bancos ante la crisis", dijo a la salida de la reunión el vicecanciller alemán y titular de Exteriores, Guido Westerwelle.