La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido suspender cautelarmente y con efectos inmediatos la negociación en el mercado bursátil de La Seda de Barcelona por concurrir circunstancias que pudieran perturbar las operaciones realizadas con este valor. Las acciones de La Seda de Barcelona, que cotiza en el mercado continuo, cerraron ayer a un precio de 0,34 euros, con un descenso del 1,45% sobre la sesión anterior.
La decisión de suspender la cotización de la compañía química se produjo minutos antes de que se iniciara la jornada bursátil de hoy.

Según explica el grupo industrial portugués, que opera, entre otros, en el sector de los plásticos, en una nota remitida a la CNMV con fecha de ayer, las informaciones que ha publicado "algún medio de comunicación" sobre el supuesto interés del Grupo Imatosgil de tomar el control de La Seda son "falsas e infundadas".

Las empresa rompió el pasado octubre un acuerdo que mantenía con el otro accionista de referencia, la entidad lusa Caixa Geral de Depósitos (CGD) para votar juntos en la Junta de Accionistas de la sociedad.

El pasado 26 de mayo, La Seda de Barcelona daba marcha atrás en la operación de integración con el grupo indonesio Indorama después de casi un año de negociaciones, aunque ya en los últimos meses las conversaciones se habían enfriado a consecuencia de la difícil coyuntura actual.