Comienza a cotizar el mercado...pero no Reyal Urbis. La CNMV ha decidido suspender de forma cautelar la negociación de la inmobiliaria minutos antes de la apertura. Una suspensión que se produce el día en que la compañía firma la refinanciación de su deuda de casi 5.000 millones de euros por parte de las 59 entidades financieras acreedoras. Una firma que permitirá a la compañía seguir respirando durante los 3 próximos sños.

Una decisisión que se lleva meses arrastrando desde que el pasado mes de diciembre la enorma cantidad de entidades implicadas han ido retrasando la fecha. El paso definitivo fue el acuerdo de los 10 principales acreedores alcanzado en marzo tras vender las reticencias de BBVA, entidad menos proclive a salvar la empresa.

Fuentes de la negociación muestran su escepticismo sobre la capacidad de Santamaría de hacer frente a sus compromisos dentro de tres años, pero señalan que "lo que nadie quiere ver ni en pintura es un concurso de acreedores tan grande justo ahora, con el año tan difícil que estamos vivienda y con la tormenta que viven los mercados".