La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido suspender, de forma cautelar, la cotización bursátil de las acciones del grupo químico la Seda de Barcelona, "mientras es difundida una información relevante sobre esa entidad". La Seda de Barcelona podría cerrar esta jornada la compra de Intercontinental Química (Interquisa), filial de Cepsa especializada en la producción de ácido tereftálico purificado (PTA), y la petrolera entraría en su accionariado, al tomar entre un 12% y un 15%.
La suspensión se ha decretado antes de la apertura del mercado, por lo que cuando los títulos de La Seda regresen al parqué partirán desde 1,95 euros cada uno, el precio al que cerraron ayer. Detrás de esta suspensión estaría una posible operación: la compra de Intercontinental Química (Interquisa), filial de Cepsa especializada en la producción de ácido tereftálico purificado (PTA), y la entrada de la petrolera en su accionariado. Según estas informaciones, la Seda llevará a cabo una ampliación de capital no dineraria por valor de unos 300 millones de euros para comprar Interquisa y dar entrada en su capital a Cepsa -controlada por la petrolera francesa Total-.