Mañana entra en vigor la nueva normativa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que reduce de 19 a 15 las categorías en que pueden clasificarse los fondos de inversión según su vocación inversora y su perfil de riesgo. A partir de ahora los fondos de inversión se dividirán en monetarios, renta fija euro, renta fija internacional, renta fija mixta euro, renta fija mixta internacional, renta variable mixta euro, renta variable mixta internacional, renta variable euro, renta variable internacional, gestión pasiva, garantizados de rendimiento fijo, garantizados de rendimiento variable, garantía parcial, retorno absoluto y globales. Según fuentes de la CNMV, el cambio responde a la situación actual del mercado, que se ha sofisticado desde la puesta en marcha de la ley de instituciones de inversión colectiva en 2003, y pretende cumplir con las expectativas de los inversores.