La empresa china Geely, a través de su filial Geely Automobile Holdings, está trabajando en una oferta para comprar Volvo, lo que la convertiría en la única empresa que ha mostrado interés en hacerse con la filial escandinava del consorcio Ford, según informó hoy el diario 'Financial Times'. El consejero delegado de la firma asiática, Gui Shengyue, explicó que su corporación podría estar trabajando con diferentes compañías estatales de inversión chinas sobre esta oferta y confirmó su interés en la adquisición de Volvo, que está en proceso de venta por parte de su matriz estadounidense.