La Comisión Europea pedirá a España mañana que sitúe el déficit público por debajo del 3% del PIB en 2012, una demanda que tiene en cuenta la brusca ralentización de la economía española y la abultada desviación del saldo presupuestario respecto a ese límite. El Ejecutivo comunitario tiene previsto aprobar mañana sus recomendaciones para los cuatro países de la zona del euro que han incurrido en déficit excesivo: España, Francia, Irlanda y Grecia. Según los documentos, Bruselas dará a España hasta 2012 para salir de esa situación, un año más de lo que había anticipado el Gobierno.