La Comisión Europea ha aprobado ente octubre de 2008 y mediados de julio de 2009 distintos planes de ayuda de los Estados miembros para contribuir a restablecer el sistema financiero, concretamente, ha aprobado planes de garantías bancarias por valor de 2.900 millones de euros