La Comisión Europea dijo hoy que el presunto fraude del banco norteamericano Goldman Sachs --acusado por la Comisión del Mercado de Valores de EEUU de haber ocultado información a sus clientes sobre un producto financiero vinculado a hipotecas de alto riesgo--demuestra la necesidad de regular en la UE los productos financieros derivados para "poner fin a años de opacidad y comportamientos reservados en esta área".