La Comisión Europea ha autorizado de nuevo sin condiciones la compra de Endesa por parte de Enel y Acciona tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario. El Ejecutivo comunitario ya había dado luz verde a esta oferta pública de adquisición (OPA) el 5 de junio de 2007. Sin embargo, Enel, Acciona y E.ON acordaron posteriormente introducir algunos cambios en los activos que se venderán a la eléctrica alemana como parte de la operación, por lo que Bruselas ha tenido que volver a examinar la operación. El pasado 18 de marzo, Enel, Acciona y E.ON alcanzaron un acuerdo para modificar parcialmente los activos del grupo Endesa que se van a vender a E.ON. Este nuevo acuerdo excluye una de las centrales eléctricas de Endesa que se iban a ceder a E.ON (Foix, en Francia) y substituye una central eléctrica española (Besós 3) por otra (Tarragona 1).