La Casa Blanca ha prohibido las perforaciones petrolíferas hasta que se realice una investigación sobre el incidente del crudo vertido al mar por la explosión de un pozo petrolero situado en el golfo de México, según anunció este viernes un consejero, David Axelrod. "Todo lo que ha dicho es que no va a continuar la moratoria sobre la perforación pero (...) no se ha autorizado ni las perforaciones adicionales ni nadie podrá perforar hasta que descubramos lo que sucedió aquí y si hubo algo que se pudo prevenir", declaró Axelrod a la televisión estadounidense ABC.