La Casa Blanca considera que el plan de estímulo por importe de 787.000 millones de dólares (534.102 millones de euros) aprobado a principios de año ha servido ya para crear o conservar unos 650.000 puestos de trabajo, por lo que apunta que se está en el camino de crear o mantener 3,5 millones de empleos en dos años.