La cartera de pedidos de la industria alemana se incrementó en agosto un 3,6 por ciento con respecto a julio, según los datos provisionales publicados hoy por el Ministerio de Economía. En julio, se había registrado un retroceso del 1,3 por ciento respecto a junio. Según indicó el Ministerio, el aumento fue igual de potente en los pedidos procedentes del extranjero que en los del interior. La cartera exterior creció un 3,7 por ciento y la interior, un 3,5 por ciento. En la comparación bimensual se registró una caída del 0,8 por ciento desde mayo-junio hasta julio-agosto. En ese periodo, la demanda del exterior bajó un 0,9 por ciento, mientras que la interior lo hizo en un 0,7 por ciento.