La Caixa ha desarrollado una aplicación para convertir los teléfonos móviles en dispositivos portátiles para el cobro con tarjeta, un nuevo servicio dirigido principalmente a los autónomos que realizan trabajos a domicilio y que así podrán cobrar al momento a sus clientes. Para disponer de este servicio, los autónomos tienen que realizar su petición a través de cualquiera de las más de 5.000 oficinas de las que dispone la caja presidida por Isidre Fainé y dirigida por Juan María Nin. La oficina dará de alta el comercio y el cliente recibirá un 'sms' con las claves de acceso y un icono para poder instalarlo en el escritorio del móvil.