La fuerte caída que están experimentando los precios de la vivienda pueden exacerbar la recesión en Europa, según un informe del diario Financial times. Los precios del sector inmobiliario en los dieciséis países de la zona del euro se situaron en los tres meses de 2008 un 4,8 por ciento por debajo del nivel de un año antes. En el conjunto de Europa, es decir, incluyendo al Reino Unido, a Noruega y otros países que no forman parte de la zona del euro, la caída fue de un 5,4 por ciento.
Según el índice del FT, las mayores caídas anuales del precio de la vivienda las experimentaron Irlanda (-9,6 por ciento), Reino Unido (-9 por ciento), Noruega (-7,5 por ciento), Portugal (-6,3 por ciento), Holanda (-5,2 por ciento) y Dinamarca (-4,9 por ciento).

En España, los precios de la vivienda cayeron un 3,2 por ciento, en Finlandia, un 3,3 por ciento, en Suecia, un 1,8 por ciento en Luxemburgo, un 1,5 por ciento, en Italia, un 0.9 por ciento y en Francia, un 0,2 por ciento.

La tendencia opuesta se registró en Alemania (+2,4 por ciento), Suiza (+3,7 por ciento), Chipre (+4,6 por ciento) y en dos países de la Europa del Este: Eslovaquia (+6,4 por ciento) y Eslovenia (+4,1 por ciento).

Aunque dentro de la zona del euro, la caída está concentrada en algunos países - Irlanda, España, Portugal y Holanda, el efecto total será significativo dentro de esa región, señala el periódico, que prevé una caída de la actividad económica.

El índice de precios de la vivienda del FT señala que el "boom" del sector inmobiliario registró su punto más alto en Europa en el tercer trimestre de 2004, cuando los precios de la vivienda se situaron un 8,8 por ciento por encima del nivel de un año antes.

Por lo que respecta a los países de la eurozona, el nivel más alto de precios se alcanzó un año más tarde, en el tercer trimestre del 2005.