La petrolera hispano-argentina Repsol YPF ha logrado un beneficio neto de 1.706 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un descenso del 4,26 por ciento respecto a lo logrado en igual periodo de un año antes. La compañía explica esta caida por el efecto contable de la depreciación del dólar respecto al euro (un 8%) y por el descenso superior al 8 por ciento del precio del crudo West Texas Intermediate (WTI).
La caída del dólar ha restado más de cien millones de euros al beneficio neto de la petrolera, que ingresa sus ventas en la divisa estadounidense pero presenta sus cuentas en euros por tratarse de una compañía europea. Estas circunstancias también han lastrado el beneficio de las operaciones, que ha caido el 13,6%, hasta los 2.847 millones, y el beneficio bruto de explotación (EBITDA), que ha alcanzado los 4.711 millones, lo que representa un descenso del 9,3%. La variación del tipo de cambio dólar-euro ha supuesto 190 millones menos para el resultado de las operaciones y el descenso del precio del crudo 72,5 millones menos. Principales partidas La producción de hidrocarburos ha descendido el 4,7%, hasta los 1,07 millones de barriles diarios, mientras que las ventas de productos petrolíferos han sido de 30,2 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 3,4%. Entre enero y junio pasado Repsol YPF ha invertido 2.379 millones de euros, el 62,3% (1.482 millones) en las actividades de exploración y producción y el 16,2% (386 millones) en refino y márketing. Por áreas de negocio, Exploración y Producción ha acusado el descenso del euro y la caída de los precios internacionales del petróleo y ha obtenido un resultado operativo de 1.282 millones, un 33,5% menos. El precio medio de la cesta de líquidos de Repsol YPF ha sido de 43,35 dólares por barril, frente a los 46,12 dólares del primer semestre de 2006, mientras que el del gas ha crecido el 12,9%, hasta los 2,28 dólares por cada mil pies cúbicos. La inversión en este área ha crecido el 31,6%, fundamentalmente por la adquisición del 28% del campo Genghis Khan en el Golfo de México y a las inversiones en las plantas de regasificación de los proyectos de Canaport (Canadá) y Perú LNG. El beneficio de las operaciones de Refino y Márketing ha crecido el 4,5% y ha alcanzado los 1.305 millones gracias a la mejora de los márgenes de refino y comercialización en España y Argentina, que han compensado la debilidad del dólar. En refino el margen pasó de 6,69 a 8,33 dólares por barril. La inversión de este área (286 millones) se ha destinado fundamentalmente a los proyectos en marcha de refino y a mejoras operativas en las instalaciones, en seguridad y medioambiente y en la calidad de los carburantes. La actividad de Química ha obtenido un resultado operativo de 170 millones, un 38,2% superior al del primer semestre de 2006, por los mejores márgenes internacionales de química básica y derivada en Latinoamérica y el menor coste de la energía. Las inversiones, entre las que destaca la ampliación de instalaciones de la refinería de Tarragona, han ascendido a 77 millones de euros. Gas y Electricidad ha logrado un resultado de las operaciones de 268 millones, el 8,9% más, debido a la favorable evolución de los resultados de Gas Natural, que ganó 510,6 millones de euros entre enero y junio pasados. Las inversiones en estos negocios han sido de 122 millones y se han encaminado principalmente a la actividad de distribución en España y a los proyectos de generación de electricidad.