Euforia en las cotizaciones del sector bancario europeo ante la posibilidad de que el BCE alivie la apresión sobre la rentabilidad de las entidades, tras años de tipos ultrabajos. Según Reuters, el objetivo sería devolver algunos de los más de 7.000 millones de euros anuales que el BCE recauda en intereses de los bancos.

Santander, CaixaBank, Bankia, Sabadell y BBVA disparados tras escuchar a Draghi

Los inversores han impulsado así de forma generalizada el sector financiero europeo. El índice bancario de la zona euro SX7E subía un 3,9 por ciento, después de que Reuters asegurase a primera hora de la tarde, que el BCE está estudiando opciones, incluyendo una llamada tasa de depósito escalonada, para reducir el cargo que los bancos pagan por parte de su exceso de efectivo como una posible forma de compensar los efectos secundarios de su política ultrafácil.

Según Reuters, "una de las fuentes dijo que hasta ahora no se ha hecho ninguna propuesta política, pero que el objetivo sería devolver algunos de los más de 7.000 millones de euros anuales que el BCE recauda en intereses de los bancos".

Así las cosas, el índice bancario europeo va camino de protagonizar el mayor aumento en un día desde mediados de febrero. El índice también está bien encaminado para su mejor trimestre desde finales de 2016. En concreto, las acciones de Commerzbank encabezan el STOXX, con un aumento del 7,1 por ciento, mientras que el Deutsche Banklidera el DAX con una ganancia del 4,6 por ciento. Otros ganadores son Credit Agricole, Banco Comercial Portugues, y UniCredit. En el IBEX 35, Santander, Caixabank, Bankinter, Bankia ySabadell superan el 2% de ganancias, mientras que los avances delBBVA, más moderados, superan ligeramente el 1%.

Cuando el presidente del BCE, Mario Draghi habló esta mañana, pareció dar el indicio más claro hasta ahora de la nivelación de la tasa de interés de los depósitos para aliviar la presión sobre la rentabilidad de los bancos después de años de tipos de interés ultra bajos, y de hecho parece que el BCE está buscando opciones para hacerlo, a medida que el crecimiento económico disminuye.

Para el analista de Barclays Antonio Gracia Pascual, el BCE podría hacer que el tipo de interés de los depósitos fuera menos negativo en 2020, aliviando la presión sobre la rentabilidad de los bancos y mejorando el sentimiento sobre la salud de los bancos, pero dijo que la introducción de un sistema de niveles podría ser un poco complicada dada la gran cantidad de bancos y su heterogeneidad.