La banca española necesita liquidez por importe de 141.000 millones de euros hasta 2011 para realizar emisiones en el mercado o avanzar en la reordenación del negocio.

La banca española necesita liquidez por importe de 141.000 millones de euros hasta 2011, para lo que deberá aumentar la apelación de financiación al Banco Central Europeo (BCE), realizar emisiones en el mercado o avanzar en la reordenación del negocio.

Así figura en un informe de Analistas Financieros Internacionales (AFI), que pronostica que el sistema financiero español mantendrá los elevados niveles de apelación al instituto emisor europeo existentes en la actualidad a falta de más emisiones privadas.

La necesidad de liquidez por importe de 141.000 millones de euros parte de los 244.000 millones en vencimientos de las entidades españolas, tanto de emisiones mayoristas como de pagarés, de amortización del saldo vivo titulizado y de la apelación al BCE.

Estos vencimientos se ven compensados en parte por 75.000 millones obtenidos de la actividad minorista y de 28.000 millones procedentes de las emisiones llevadas a cabo durante el tercer trimestre del ejercicio y del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Según AFI, existen entidades financieras cuyas necesidades de liquidez son muy superiores al hueco disponible para realizar emisiones avaladas por el Estado, por lo que tendrán que recurrir a otras alternativas para cubrir la diferencia.