La banca española es la segunda más eficiente de Europa, sólo por detrás de Islandia, en tanto que el Banco Popular es la entidad con mayor eficiencia de costes de todo el continente. Estas son las principales conclusiones de un estudio de la consultora Arthur D. Little sobre la eficiencia media entre 2004 y 2006 del sector bancario en Europa, en el que se han analizado los 51 bancos más importantes de 15 países.Así, la banca española tiene un ratio de eficiencia (porcentaje de ingresos que consumen los gastos) del 50,5%, lo que la convierte, según el estudio, en "un modelo de referencia" para el resto del continente.
El país mejor posicionado es Islandia, con un ratio del 41,5%, seguido de España y el Reino Unido, que comparten el mencionado ratio del 50,5%. Por su parte, Suecia (53%), Noruega (54%), Finlandia (54,4%) y Dinamarca (56,8%) están por encima de la media europea, en tanto que por debajo se sitúan Italia (59,6%), Bélgica (59,9%), Austria (61,3%), Francia (63,8%), Suiza (64,5%), Holanda (67,8%), Portugal (68%) y en último lugar, Alemania (73,5%). En cuanto a entidades concretas, el estudio concluye que el Popular es el más eficiente con un ratio del 37,8%, seguido del islandés Kaupthing y del sueco Handelsbanken. Otras entidades españolas están entre las 22 más eficientes del Viejo Continente, como son el BBVA, que con el 46,4% ocupa el séptimo puesto; Caja Madrid, con un ratio del 51,7% y la décima posición; Santander (57,6% y lugar número 20) y Sabadell (58,8% y puesto 22). Según se destaca en el estudio, el éxito de la banca española se debe a las grandes inversiones en tecnologías de la información, salarios basados en la consecución de objetivos y gran preparación de la plantilla y cultura corporativa. Después del Popular, del Kaupthing y del Handelsbanken, las diez entidades más eficientes en Europa son el islandés Glitnir, los británicos HBOS y RBS, el español BBVA, los británicos HSBC Y LLoyds TSB y la española Caja Madrid.