La banca cerrará cerca de 5.000 oficinas en 2010, que equivalen al 11% del parque actual de sucursales, y que generan un margen ordinario anual de entre 5.000 y 6.000 millones, según un estudio de la consultora Cognodata. La crisis económica y la forma en que ha afectado a bancos y cajas es la causa fundamental que llevó a las entidades a reducir sus oficinas un 5% en 2009, y les obligará a elevar esta reducción hasta el 11% durante 2010.