La renta variable española extiende la recogida de beneficios iniciada en la sesión anterior. Con el último cierre a la baja de Wall Street y con la fuerte caída del Nikkei esta madrugada –del 4,5 por ciento- el Ibex 35 toma la vía de los descensos y cae un 3,14 por ciento en la apertura, para colocarse en los 7.663 puntos. La banca sufre –coincidiendo con la primera intervención de una caja española por la crisis, CCM- en una sesión en la que el euro baja a 1,3235 dólares y el futuro del barril de Brent se paga por 50,78 dólares.
Toca volver sobre los últimos pasos dados. Llega el repliegue. El selectivo del continuo arranca la sesión con números rojos después de la importante corrección que hemos visto esta madrugada en el mercado japonés, donde el índice Nikkei ha bajado un 4,5 por ciento. El contexto se torna negativo, toda vez que desde EE.UU llegan noticias de que el equipo de trabajo formado por el Gobierno de Estados Unidos para abordar la reforma de la industria automovilística ha rechazado los planes de reestructuración presentados por General Motors y Chrysler. El ejecutivo les advierte de ambas firmas podrían ser declaradas en bancarrota para recortar sus deudas. Pero las noticias con las que nos levantamos en España –con la intervención de Caja Castilla-La Mancha- tampoco invitan al optimismo. Esta última no sienta muy bien al sector bancario. Por el lado de los precios, siguen a la baja: tasa española de inflación armonizada -medida de la misma forma en todos los países de la zona euro- ha caído un 0,1 por ciento en marzo, lo que supone el primer descenso de precios interanual de la historia de este indicador que comenzó a elaborarse en 1997.

La banca sufre…

No es que haya sorprendido a nadie, porque tarde o temprano se esperaba: la “caída” de alguna caja de ahorros. El Gobierno ha aprobado un decreto-ley por el que autoriza la emisión de un aval del Tesoro de hasta 9.000 millones de euros, para que el Banco de España intervenga en Caja Castilla La Mancha y solvente sus problemas de liquidez. Las declaraciones del vicepresidente económico, Pedro Solbes, señalando que es imposible asegurar que no habrá más intervenciones devuelve a los inversores “a la realidad” de la situación económica y hace que nos olvidemos de las dos semanas de alzas consecutivas de la bolsa.




Gráfico del Ibex 35

Con todo esto, los bancos viven una sesión de retrocesos. El más perjudicado por los números rojos es el Popular porque retrocede un 5,25 por ciento, seguido por el descenso del 5 por ciento de Gamesa o del Santander. La entidad presidida por Emilio Botín se ve castigada por el contexto negativo en torno a la banca pese a que KBW ha mejorado su consejo sobre las acciones del banco cántabro desde igual que el mercado hasta sobreponderar. El BBVA cede un 4,4 por ciento en la apertura, más de un 4 por ciento baja también Acciona, en una sesión en la que tanto el Sabadell, como Bankinter como Banesto bajan más de tres puntos porcentuales. Pero no es sólo la banca la que sufre los rigores de la recogida de beneficios. Iberdrola cae un 4 por ciento mientras que Telefónica baja un 1,6 por ciento y la petrolera Repsol YPF cae un 2,6 por ciento.

Números rojos también, aunque más moderados en Gas Natural, que valora Unión Fenosa en libros en 5.000 millones de euros y que recibe una recomendación de comprar con precio objetivo de 18,5 euros por parte de Banesto Bolsa. La firma de análisis considera que Gas Natural presenta una de las "más claras oportunidades de compra" en el sector energético. Sólo Unión Fenosa consigue mantenerse en positivo en la apertura al subir un inapreciable 0,06 por ciento.

Buenas noticias para Zeltia

En el mercado continuo atención a Zeltia. Sus acciones reaccionan con una subida del 3,8 por ciento a la noticia de que su filial PharmaMar y la nipona Taiho Pharmaceutical han firmado un acuerdo para el desarrollo y comercialización de Yondelis, el principal agente antitumoral de la cartera de productos de PharmaMar, para el mercado japonés. Con esta operación Pharma Mar recibe un pago inicial de 7,69 millones de euros. Alzas que se ven superadas por el repunte del 4,76 por ciento de Jazztel y por la subida superior al 12 por ciento de Bayer. Por el lado de los descensos, Colonial cede un abultado 14 por ciento, en un día en el que Prisa se deja un 8 por ciento tras anunciar una subida de su diario “El País” de lunes a sábado.

El rojo también se impone en Europa

La banca es la más perjudicada también en toda Europa. Por ejemplo, UBS, que estaría estudiando realizar más rebajas de valor de al menos 1.500 millones de euros debido a la crisis financiera y eliminar otros 8.000 puestos de su plantilla, comienza la sesión con descensos del 7 por ciento. Un 8 por ciento retrocede ING, frente al 7 por ciento de caída de la aseguradora holandesa Aegon, mientras que tanto Credit Agricole o BNP ceden en torno a un 6 por ciento y un 6,6 por ciento bajan las acciones de Deutsche Bank. En Alemania, en medio de rumores de posible operación corporativa se disparan los títulos del Hypo Real Estate, pese a anunciar pérdidas de 5.460 millones de euros en 2008. Si nos fijamos en indicadores, el descenso es del 1,5 por ciento en el Dax Xetra y en el FT100 de Londres, mientras que el Cac 40 de París cede un 1,8 por ciento mientras que el Eurostoxx 50 cae en los primeros compases del día un 1,7 por ciento.

Atención también al sector automovilístico tras ese rechazo de la administración Obama al plan de reestructuración presentado por General Motors y Chrysler. Así, Renault recorta un 4 por ciento en la apertura mientras que Daimler o BMW caen un 3 por ciento.