La balanza por cuenta corriente de la eurozona alcanzó en agosto un superávit de 3.800 millones de euros, frente al déficit de 6.900 millones de euros del mismo mes de 2006. El Banco Central Europeo(BCE) anunció que este resultado es debido al superávit en bienes(7.000 millones de euros), en comparación con el déficit de 3.500 millones de euros de hace un año, y servicios.