La balanza por cuenta corriente de la zona euro ha aumentado el superávit hasta 5.900 millones de euros (7.965 millones de dólares) en junio, el 47,5% menos que en el mismo mes de 2006. Este saldo positivo se debe a que el superávit en bienes y servicios ha superado el déficit en transferencias corrientes.