La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha revisado al alza en 170.000 barriles diarios la previsión de la demanda mundial de petróleo en 2010, hasta 86,5 millones de barriles diarios (mb/d), lo que supone un crecimiento del 1,8% respecto a 2009, que corresponde por entero al consumo procedente de países ajenos a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
En este sentido, la organización internacional precisó que la revisión al alza de su pronóstico de consumo se corresponde con las proyecciones más vigorosas del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la economía, que se verán parcialmente contrarrestadas por los mayores precios y la debilidad persistente de la demanda procedente de la OCDE.

Desde el punto de vista del suministro de crudo, la institución dependiente de la OCDE informó de que la producción de petróleo en enero se situó en 85,8 mb/d, lo que supone un descenso de 45.000 barriles diarios, con un ligero incremento de la oferta procedente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), aunque se produjo un descenso de la procedente de países ajenos al cártel.

No obstante, la AIE revisó al alza la expectativa de producción media de países al margen de la OPEP, hasta 51,6 mb/d, un total de 120.000 barriles diarios más, gracias a la mejora esperada en EEUU y el Mar del Norte. Por su parte, la oferta de la OPEP se situará en 2010 en 29,4 mb/d, un alza de 300.000 barriles diarios.

De este modo, la AIE señala que las reservas de los países de la OCDE bajaron en 67,8 millones de barriles en diciembre, hasta 2.678 millones de barriles, aproximadamente un 0,8% por debajo del nivel de diciembre del año anterior y suficiente para cubrir las necesidades de 58,1 días.