Las inversiones en energía están cayendo "en picado" debido a la recesión, lo que allana el camino para que los precios se disparen dentro de unos tres años, advirtió la Agencia Internacional de Energía en un nuevo informe.  La agencia dijo que, en los últimos meses, las petroleras e inversores han cancelado o aplazado proyectos por valor cercano a los 170.000 millones de dólares, equivalente a cerca de dos millones de barriles al día en suministros futuros. Se han pospuesto al menos 18 meses unos 4,2 millones de barriles adicionales al día en capacidad futura a medida que las empresas recortan sus gastos. El estudio será presentado a los ministros de Energía del Grupo de los Ocho países más industrializados este fin de semana en Roma y a los líderes del G8 en una cumbre que se realizará en julio.