El servicio antimonopolio ruso ha abierto una investigación sobre Microsoft por los cortes en el suministro del sistema operativo Windows XP en Rusia, afirmó el jueves. La agencia dijo que cree que Microsoft ha violado la legislación antimonopolio al frenar el suministro de Windows XP a Rusia tanto por separado como por instalación previa, además de hacerlo con su normativa de precios de producto. "Los análisis de mercado de varios sistemas operativos muestran que se está produciendo la transferencia al nuevo sistema operativo Windows Vista al tiempo que continúa la demanda del sistema operativo anterior, el Windows XP", dijo el organismo. "La demanda de versiones separadas y preinstaladas de Windows XP se ha confirmado a través de los minoristas y del número de pedidos del gobierno", añadió. El organismo ruso señaló que estudiará el caso el próximo 24 de junio