En relación al Real Decreto Ley aprobado hoy sobre el régimen de financiación del nuevo Fondo de Garantía de Depósitos, la AEB desea señalar lo siguiente:

1.- Tras la reciente integración de los fondos de garantía de bancos, cajas y cooperativas de crédito, resulta sorprendente e injusto que se incrementen las contribuciones al FGD de los bancos. Estas entidades no sólo no han recibido ayudas públicas sino que han aportado ya el patrimonio -2.347 millones de euros- que tenían históricamente constituido en su fondo de garantía.

2.- La AEB reclama a las autoridades que establezcan una hoja de ruta clara y transparente para hacer frente, de forma definitiva, a la inacabada reestructuración del sistema financiero.