La actividad fotovoltaica experimentará su particular "brote verde" en los próximos meses y generará 10.000 empleos hasta febrero, indicaron a Europa Press en fuentes de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (Asif). La asociación asegura además que los nuevos empleos serán "de calidad, estables y a largo plazo", y confía en que a mediados de 2010 el sector vuelva a tener unas 26.000 personas trabajando, lo que supone el mismo nivel que en 2007. El repunte de actividad y contratación previsto para estos meses marcará la recuperación de un sector que había crecido de forma exponencial hasta septiembre de 2008 y que, con la nueva regulación aprobada en ese momento por el Ministerio de Industria, había sufrido una parálisis.