Kraft Foods planea emitir deuda por un importe de, al menos, 4.000 millones de dólares para hacer frente a la compra de Cadbury. Según Bloomberg, Kraft emitirá bonos a 6,10 y 30 años. Ayer, la agencia de calificación S&P rebajó su nota sobre Kraft a BBB+.