El fabricante surcoreano de automóviles Kia Motors, del grupo Hyundai, vendió el pasado año en todo el mundo 1,65 millones de vehículos, lo que representa un aumento del 20,1% respecto a 2008, informó la compañía. El presidente de Kia, Hyoung-Keun Lee, calificó como "estelar" el ejercicio de 2009, y subrayó que la empresa consiguió "convertir la crisis económica mundial en una oportunidad para elevar la cuota de mercado en todas las regiones". Además, Lee espera que la marca siga creciendo en 2010 gracias al lanzamiento de la nueva generación de vehículos. China fue el país en el que Kia registró una mayor progresión en 2009, con un incremento de sus matriculaciones del 69,9% y un volumen de 256.732 unidades. En Corea, sus ventas crecieron un 30,4%, con 412.752 unidades.