millones de euros, asegura que sus inmediatos superiores estaban al corriente de sus operaciones
, de las posiciones de riesgo que asumía y que "cerraron los ojos". Además, sostiene que las actividades de "ocultación" son habituales en el banco, según las declaraciones realizadas por Kerviel a la policía de la brigada financiera de las que se hace eco la web MediaPart. "No puedo creer que mis superiores no hayan sido conscientes de las sumas que yo comprometía, es imposible generar tales beneficios con pequeñas posiciones", relata. "Lo que me lleva a decir que, cuando eran positivos, mis superiores cerraron los ojos sobre las modalidades y los volúmenes comprometidos. A diario, con una actividad normal y compromisos normales, un broker no puede generar tanto cash", añade.Para insistir en la idea de que sus superiores estaban al tanto, Kerviel declara a la policía que durante el año 2007 el servicio de control de las operaciones bursátiles envió varios correos electrónicos a varios de sus colaboradores pidiéndoles explicaciones sobre las operaciones registradas en su cuaderno.