Los volátiles tipos de cambio y el incremento de la inflación están afectando negativamente a las perspectivas de crecimiento económico en la eurozona, según Jean-Claude Juncker, primer ministro y titular de la cartera de Finanzas de Luxemburgo. "Hoy tenemos que decir la verdad y afirmar que las perspectivas económicas son peores" que en noviembre, ha señalado en su comparecencia ante una comisión del Parlamento Europeo. Juncker ha asegurado que la Comisión Europea reducirá su previsión de crecimiento este mes desde el 1,8% que esperaba en febrero. No obstante, añade que la eurozona no corre el riesgo de entrar en una recesión, como sí ocurre con la economía estadounidense.
La comisión publicará sus previsiones de primavera el 28 de abril. Juncker agrega que se incrementará la previsión de inflación de la comisión para la eurozona este año por encima del 2,6%, y se ha mostrado "preocupado" por el incremento de la inflación. Los precios al consumo aumentaron un 3,5% en la eurozona el pasado mes. La volatilidad de los tipos de cambio del euro es otra gran preocupación para la economía de la zona euro, según Juncker, que ha señalado que la moneda se ha revalorizado cerca del 17% frente al dólar estadounidense en el último año.