César Alierta, presidente de Telefónica, ha decidido recuperar la figura del consejero delegado en la operadora, vacante desde que Fernando Abril-Martorell abandonara la compañía en septiembre de 2003, y ha decidido nombrar a Julio Linares para el puesto. Julio Linares ya era, una especie de CEO en la sombra desde que en diciembre de 2005 Alierta lo nombrara director general de Coordinación, Desarrollo del Negocio y Sinergias, antes de lo cual ocupaba el cargo de presidente de Telefónica de España