Un juez de quiebras ordenó la entrega a General Motors (GM) de 15.000 millones de dólares para el auxilio de la empresa automotriz, que se declaró en bancarrota. Esa suma es parte de un total de 33.300 millones prometidos por el Gobierno de EE.UU. para la reestructuración de la empresa. El juez Robert Gerber indicó que General Motors podrá disponer de los 15.000 millones de dólares en el curso de las próximas tres semanas. Añadió que también aprobó de manera provisional los 33.300 millones de dólares y que la decisión final sobre esa aprobación se anunciará el 25 de junio próximo.