JP Morgan ha elevado el precio objetivo de la operadora a 19,9 desde los 19,5 euros. El banco americano justifica esta mejora por los buenos resultados del segundo trimestre y el incremento de las previsiones para el resto del año.