El ex presidente del Grupo SOS Jesús Salazar anunció hoy durante su intervención ante la junta general de accionistas de la compañía que ha presentado una demanda contra las cajas andaluzas presentes en el capital de la compañía para que devuelvan las garantías comprometidas en el crédito de 212 millones de euros a la sociedad Cóndor Plus, vinculada a los hermanos Salazar.
Salazar, que fue recibido con tímidos aplausos por parte de un sector de los asistentes a la junta, cifró el importe de dichas garantías en 104 millones de euros, y explicó que emprende esta iniciativa contra Unicaja, Cajasol, Caja Granada y CajaSur en favor del grupo SOS, y no de sus antiguos administradores.

Jesús Salazar afirmó que Cóndor Plus es una sociedad instrumental que se constituyó para prestar diversos servicios a SOS, entre ellos la adquisición de inmuebles, y negó que fuera creada ex profeso para obtener o desviar créditos para intereses particulares.

Asimismo, dejó claro que las disposiciones de fondos a Cóndor Plus se produjeron como consecuencia de unas negociaciones con un fondo soberano libio para darle entrada en el capital de SOS, y no con otros fines.

A continuación intervino el presidente de la Cámara Agraria de Jaén, quien calificó a Salazar de "pequeño Madoff, porque no tiene categoría para más", y le acusó de haber arruinado a miles de agricultores andaluces vinculados al olivar.

CLAVER: "EL CONSEJO RECIBIÓ INFORMACIÓN FALSEADA"


Por su parte, el nuevo presidente del grupo de alimentación, Mariano Pérez Claver, pidió hoy a los accionistas que no aprueben la propuesta de presentación de una demanda contra todos miembros del consejo, al considerar que el órgano rector de la compañía concedió el crédito a los Salazar con una información falseada.

En su discurso, Pérez Claver afirmó que el consejo de administración ha acordado proponer a la junta general que no ejercite la referida acción social de responsabilidad, ya que la información con que sus miembros contaron para adoptar el acuerdo del pasado 27 de febrero "fue falseada, de forma que dicho acuerdo se logró imponer de forma fraudulenta".

Además, indicó que en la adopción del acuerdo de conceder el crédito no ha producido daño alguno en el patrimonio social, "puesto que éste ya se había producido, precisamente por las disposiciones indebidas, y ya realizadas, de fondos cuyos beneficiarios últimos fueron distintas sociedades controladas por D. Jesús y D. Jaime Salazar".

A petición de Daniel Klein y Mansour Ojjeh, titulares del 9,83% del capital social, se incluyó en el orden del día un punto para ejercer acciones de responsabilidad contra todos los consejeros que ratificaron el 27 de febrero un crédito de 212,7 millones de euros para una sociedad ligada a los hermanos Salazar, y no sólo contra ellos dos como plantea el órgano rector.

La concesión de este préstamo --garantizado mediante la pignoración de acciones, principalmente de SOS-- precipitó el cese de ambos ejecutivos, que relacionaron la operación con la posible entrada en el accionariado del grupo de un fondo soberano.