J.C. Penney registró una ganancia neta de 120 millones de dólares o 54 centavos por acción, durante el primer trimestre de su año fiscal, una disminución del 50% frente al beneficio de 238 millones de dólares, o 1,04 por acción, del mismo período del año anterior. El resultado fue afectado por una debilidad generalizada en las ventas de la mayoría de sus artículos. Sin embargo, la compañía emitió una proyección para el resultado del segundo trimestre fiscal levemente superior a las expectativas de Wall Street. Antes de la apertura oficial del mercado en Estados Unidos, las acciones de la compañía subían un 4% a 45,70 dólares, tras cerrar en 44,25.