J.C. Penney registró una ganancia neta de 120 millones de dólares o 54 centavos por acción, durante el primer trimestre de su año fiscal, una disminución del 50% frente al beneficio de 238 millones de dólares, o 1,04 por acción, del mismo período del año anterior. El resultado fue afectado por una debilidad generalizada en las ventas de la mayoría de sus artículos. Sin embargo, la compañía emitió una proyección para el resultado del segundo trimestre fiscal levemente superior a las expectativas de Wall Street. Antes de la apertura oficial del mercado en Estados Unidos, las acciones de la compañía subían un 4% a 45,70 dólares, tras cerrar en 44,25.
La firma minorista de Texas ha informado de que las ventas netas sumaron US$4.130 millones en los tres meses al 3 de mayo, una merma del 5,1% frente a los US$4.350 millones de un año atrás. Las ventas en las tiendas comparables, o aquellas abiertas durante al menos un año, descendieron un 7,4% en el trimestre. Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la firma anunciara una ganancia trimestral de 50 centavos por acción. En general, las estimaciones de los analistas excluyen las partidas extraordinarias. Para el segundo trimestre fiscal, la empresa espera generar una ganancia de alrededor de 38 centavos por acción. Wall Street anticipa un beneficio trimestral de 37 centavos.