Japón deja abierta la posibilidad a una nueva intervención en el mercado de divisas para frenar la apreciación del yen.
Japón puede volver a mover ficha. El ministro japonés de Finanzas, Yoshihiko Noda, dejó hoy abierta la posibilidad de una nueva intervención del Gobierno en el mercado de divisas, al asegurar que si es necesario se tomarán acciones "decisivas" para frenar la apreciación del yen.

La moneda nipona alcanzó ayer su máximo en 15 años y medio frente al dólar, que cayó por debajo de la barrera de los 81 yenes, mientras que a primera hora de hoy la divisa estadounidense se había recuperado ligeramente y cotizaba en torno a las 81,57 unidades en Tokio.

"Nuestra posición básica no ha cambiado. Frenaremos la excesiva volatilidad y tomaremos acciones necesarias cuando sea necesario", dijo Noda, en declaraciones recogidas por la agencia local Kyodo.

El Gobierno nipón intervino hace un mes en el mercado de divisas, por primera vez desde 2004, para frenar la subida del yen frente al dólar, que cotizaba entonces en 82,87 unidades.

Ello dio un breve respiro a la moneda local, que sin embargo pronto volvió a emprender una imparable subida que le ha llevado a nuevos máximos frente al dólar.