La bolsa española cerró la sesión sin conseguir salvar los números rojos. El Ibex35 perdió un 0.3% y marcó en los 8.310 puntos su último precio. Una penalización que volvió a mirar hacia Italia y Francia, cuya prima de riesgo repuntó hasta los 165 puntos básicos, y la rebaja de previsiones que ha lanzado la Comisión Europea sobre la economía española. La banca, primer perjudicado del tensionamiento de los mercados de deuda, cerró con signo mixto. Todo ello en una jornada en la que el euro volvió a los 1,36 dólares.
En el punto de mira, nuevamente Italia el día que ha conseguido colocar en el mercado 5.000 millones de euros en bonos a doce meses a un tipo de interés, eso sí, que superó el 7% . El doble del interés al que hizo la última emisión y el más alto de los últimos 14 años. Y además las noticias de Grecia porque hoy se ha confirmado que Nicolas Papademos será el sustituto de Yorgos Papandreu al frente del país. La vista puesta en Francia, cuya prima de riesgo alcanza los 165 puntos básicos, nivel récord ante el contagio por la posible caída de las dos economías anteriores. Una prima que se ha incrementado conforme el mercado ha ido asumiendo la especulación de una posible rebaja del rating de su deuda. Miguel Ángel Rodríguez, analista asociado a XTB reconoce que tal y como está la situación “la rebaja de rating de Francia no tendrá mucho efecto en el mercado porque ahora mismo lo que está en el punto de mira es Italia pues el hecho de que la cuarta economía del mundo pueda entrar en un proceso de no financiarse, es el tema de mayor importancia”.

Y en nuestro mercado, las noticias no son más optimistas. La Comisión Europea ha rebajado hoy al 0.7% la previsión de crecimiento económico para España en 2011 y 2012, lo que supone una décima menos de lo previsto para este año (0.8%) u ocho décimas de lo pronosticado para el próximo (1.5%).

A todo esto ha reaccionado la renta variable. El Ibex 35 se dejó un 0.3% y cerró en los 8.310 puntos. Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategias de Inversión asegura que a corto plazo hay “signos evidentes de cansancio qu se producen a favor de la tendencia bajista primaria. (..) En este contexto, consideramos que el riesgo de cesiones es elevado y nuestro escenario pasa por el testeo/ruptura de los 8.065 puntos mientras no recupere la primera resistencia de 8.800 puntos”.  Del resto de plazas europeas, el Eurostoxx sumó un 0.16%, el DAX elevó sus ganancias en un 0.4% mientras que el FT-100 recogió  beneficios y, al ritmo del 0.5%, cerró en los 5.428 puntos. El CAC-40 perdió algo más  de medio punto porcentual.

A la espera de ver niveles superiores, los valores del selectivo español reaccionan con signo mixto. A favor de los números rojos, Amadeus perdió un 2.9% y cerró la sesión en los 12.55 euros. Repsol y Ebro Foods cerraron el podio de los negativos al descontar más del 1.6%, hasta los 21.79 euros y 14.48 euros, respectivamente.   La petrolera lo hizo el día en que publicó un beneficio de 1.901 millones de euros en el tercer trimestre, que supuso un 6.4% más que en el mismo período del año anterior.

Entre los pesos pesados, signo mixto. Los números rojos de la petrolera los secundaron valores como BBVA e Iberdrola. La entidad cerró con caídas del 0.4% que le llevaron a los 5.89 euros. Por su parte, Iberdrola descontó un 0.3% de su cotización y marcó en los 4.79 euros su último movimiento. Telefónica y Banco Santander consiguieron cerrar en positivo. La operadora sumó un 0.3% , con lo que mañana - día en que publica resultados - comenzará a cotizar en los 13.94 euros, mientras que la entidad que preside Emilio Botín cerró en los 5.58 euros, tras una subida del 0.04%.

Más acusadas fueron las revalorizaciones que vivió su homóloga, Caixabank, que lideró el lado alcista con más del 2.9% de revalorización. Marcó en los 3.54 euros su último precio. Fcc y Abertis sumaron algo más del punto porcentual mientras que Gas natural fijó su precio en los 12.86 euros, tras una revalorización del 0.59% al cierre.