El Tesoro de Italia ha logrado colocar 11.500 millones de euros en letras a tres meses y a un año, la cantidad prevista, en una subasta en la que la incertidumbre por la situación de Grecia y el futuro de la Eurozona han disparado el interés.

En concreto, el Tesoro italiano colocó 7.500 millones de euros en bonos a un año a un interés medio del 4,153%, en comparación con el 2,959% de la anterior emisión realizada el pasado 10 de agosto, en la que logró colocar 6.500 millones de euros.

Por su parte, el ratio de cobertura de esta operación se situó en 1,53 veces, ya que la demanda fue de 11.471 millones de euros, frente a las 1,94 veces de la subasta de hace un mes, donde la demanda ascendió hasta los 12.642 millones de euros.

Al mismo tiempo, el Tesoro colocó 4.000 millones de euros en letras a tres meses, con un interés medio del 1,907%, frente al 1,034% de la anterior subasta similar realizada en marzo. Por su parte, la demanda ha alcanzado los 7.436 millones de euros, lo que situó el ratio de cobertura en un 1,86 veces.