El Gobierno italiano intentaba el martes obtener financiación de emergencia para Alitalia, un día después de que Air France-KLM retirase su oferta por la aerolínea estatal italiana, y después de que la autoridad de aviación advirtiera de que podría retirar la licencia a Alitalia. El martes, la autoridad italiana de aviación civil advirtió de que podría revocar la licencia de vuelo de Alitalia si ésta es incapaz de cumplir sus obligaciones, incluidas las de seguridad.