La Cámara de los Diputados de Italia aprobó esta mañana por 270 votos a favor y 250 contrarios un polémico decreto ley que introduce, entre otras cosas, la amnistía fiscal para los evasores. La nueva norma, que ha sido denominada 'escudo fiscal', facilitará el ingreso en Italia de todo aquel capital que haya sido exportado al extranjero ilegalmente y protegerá, por lo tanto, a mafiosos y evasores fiscales en general.