El ministro de Finanzas de Irlanda ha anunciado que la transferencia de los créditos hacia el 'banco malo' (National Asset Management Agency) se retrasará hasta finales de marzo, frente a las previsiones anteriores que fijaban este plazo para finales de febrero.