La compañía tecnológica estadóunidense ha anunciado que este año prevé congelar el sueldo de sus directivos senior. Intel ha informado en un comunicao la SEC, el regulador bursátil estadounidense, de que no aumentará la compensación a sus ejecutivos debido a la crisis económica mundial. EL pasado año, el CEO de la compañía, Paul Otellini, recibió en concepto de bonus un total de 12,1 millones de dólares, prácticamente lo mismo que en 2007. Su salario base asciende a 1 millón de euros anuales.