Francisco José Riberas es el presidente de la compañía de componentes del automóvil Gestamp y la quinta fortuna de España con 5.150 millones de euros junto a su hermano Jon, que preside la acerera Gonvarri. El empresario madrileño también es el consejero de Telefónica que más acciones posee en la actualidad con el 0,049% del capital, por encima del 0,032% que ostenta el presidente de la operadora José María Álvarez-Pallete.

Riberas invirtió 20,6 millones de euros en la compañía de telecomunicaciones entre el 12 y el 16 de enero. Lo hizo entre operaciones diferentes, el 12 de enero compró un millón de acciones a 8,23 euros, el 15 de enero otras 750.000 a 8,22 euros y el 16 de enero llevó a cabo la última operación al comprar 750.000 acciones a 8,30 euros.

Tras Riberas, el segundo consejero de Telefónica que más acciones tiene es el propio Álvarez-Pallete. El pasado 22 de diciembre el presidente de la ‘teleco’ invirtió 995.830 euros al hacerse con 121.000 acciones a un precio de 8,23 euros. El tercer consejero que más confía en la buena marcha de la operador es el banquero Isidre Fainé, que controla un 0,012% de los títulos de la compañía. En las últimas fechas también ha apostado por la recuperación de la cotización de Telefónica, el vicepresidente José María Abril que adquirió 33.965 acciones y ya controla un 0,007% del capital.

En los últimos días también ha habido movimiento accionarial en Repsol. La cúpula directiva de la petrolera decidió cobrar el último dividendo en acciones como parte de la última edición del programa flexible de reparto del dividendo, como ya hicieron en ediciones anteriores. Tanto el presidente Antonio Brufau como el consejero delegado Josu Jon Imaz apostaron por esta forma de cobrar el dividendo y controlan el 0,032% del capital y el 0,011%, respectivamente. Por su parte, el consejero Artur Carulla compró 2.150 acciones a 15 euros el pasado 3 de enero, y ostenta un 0,006% de los títulos.

El propio Imaz se hizo con 5.000 títulos de la petrolera a un precio de 15,42 euros el pasado 30 de noviembre, lo que supuso un desembolso de 77.100 euros. El que fuera consejero de Industria del Gobierno vasco y presidente del PNV entre 2004 y 2008, adquirió 5.000 acciones el pasado 30 de agosto, el 1 de junio otras 5.000 acciones y a finales de diciembre de 2016 otro paquete de 5.000 títulos de la petrolera.

Endesa es otra de las compañías en las que ha habido movimientos de ‘papel’ entre los directivos. Su presidente Borja Prado compró 545 acciones a 18,31 euros el pasado 9 de enero, lo que supone una inversión de 9.978,95 euros y controla el 0,002 del capital de la eléctrica dependiente de la italiana Enel. El vocal del consejo Ignacio Garralda es propietario del 0,03% de los títulos.

Una de las compañías donde más movimiento ‘insider’ se está produciendo es, sin duda, Dia. La compañía de distribución ha estrenado en este nuevo ejercicio un nuevo máximo accionista, el fondo Letterone, que controla el millonario ruso Mikhail Fridman, que posee el 25% del capital de la cadena de supermercados. Letterone anunció el pasado 19 de enero que elevaba su participación del 10% al 15% a través de una primera inversión y la compra a plazo de otro paquete accionarial del 10%.

Aunque el verdadero ‘insider’ de Dia es su consejero delegado Ricardo Currás. El pasado 5 de enero compró 30.000 acciones a 4,40 euros y el 9 de enero volvió a la carga haciéndose con 20.000 nuevas acciones a un precio de 4,35 euros, lo que supone una inversión de 219.000 euros en ambas operaciones. Currás controla ahora el 0,044% de los títulos de Dia, después de varias desinversiones a lo largo del verano. A finales de julio y comienzos de agosto se deshizo de 75.769 acciones por unos 435.600 euros cuando la cotización del grupo tocó los seis euros tras la entrada en el accionariado del fondo Letterone.

A final de agosto, Currás volvió a la carga con la venta de 130.000 acciones por valor de 715.400 euros, por lo que consiguió un botín de 1,1 millones de euros. Su particular ‘aguinaldo’ se redondeó el 28 de diciembre cuando le llegaron en forma de retribución como consejero 5.173 títulos a un precio unitario de 5,03 euros.

COLONIAL DA ALAS AL CAPITAL MEXICANO

La socimi catalana Colonial en su camino para hacerse con su competidora Axiare acometió una ampliación de capital el pasado otoño por valor 338 millones de euros y colocó otro 78 millones que tenía en autocartera. Además emitió 800 millones en bonos con el objetivo de financiar con fondos propios la opa sobre la socimi que preside Luis Alfonso López Herrera-Oria.

En esta ampliación de capital llamó la atención, sobre todo, el nombre de Carlos Fernández. El empresario mexicano y consejero delegado de Finaccess, el holding de los antiguos propietarios de las cerveceras Coronita y Modelo, controla el 18,38% de las acciones de la socimi. En la ampliación el conglomerado azteca invirtió 150 millones de euros, y el pasado 19 de enero volvió a la carga con la compra de 650.000 acciones de la compañía a un precio unitario de 8,5 euros tras invertir 5,5 millones de euros.

Carlos Fernández es, a su vez, consejero del Banco Santander con el 0,11% de las acciones de la entidad. El mexicano irrumpió en Colonial a mediados de 2016 a través de un canje de activos por acciones, por lo que aportó tres edificios en Madrid a cambio del 8% de la acciones de la socimi.

VENDER EN UN MOMENTO ÁLGIDO

Otra de las formas que tienen los directivos del Ibex 35 de invertir es aprovechar los momentos álgidos de la cotización de su empresa para ‘hacer caja’. Eso es lo que hizo el consejero delegado de Amadeus, Luis Maroto, el pasado 9 de noviembre cuando vendió 15.000 títulos a 60,5 euros, cerca de los máximos históricos marcados por la compañía en aquel momento en los 60,72 euros. El ejecutivo con esta operación ganó 907.500 euros, una jugada redonda que no ha frenado la cotización de la compañía que llegó a los 63,5 euros el pasado 5 de enero.

La opa abierta en Abertis por parte de Acs y la italiana Atlantia condicionó a Carlos Colomer al vender 6.750 acciones a 18,6 euros el pasado 3 de noviembre, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El empresario catalán se embolsó 125.550 euros con esta operación y sólo conserva 1.001 acciones de la concesionaria de autopistas. Otros consejeros como Carmen Godia o propio presidente Salvador Alemany han deshecho posiciones en Abertis en plena opa.

La accionista catalana está presente en el consejo a través de la sociedad GT3, que posee un 0,26% de las acciones de la concesionaria. Sin embargo, otra de las sociedades que controla junto a su hermana Liliana Godia y La Caixa, Inversiones Autopistas, suma el 6% de los títulos de Abertis. GT3 vendió 92.000 acciones el 30 de octubre, a precios que oscilan entre los 18,84 euros y los 18,88 euros y vendió otras 126.000 acciones entre el 26 y el 27 de octubre a precios que fueron desde los 18,81 euros a los 18,88 euros. Carmen Godia se embolsó entre ambas operaciones 4,1 millones.

Por su parte, Salvador Alemany desinvirtió en la compañía que preside entre el 24 y el 26 de octubre. En total, el alto ejecutivo vendió 92.945 acciones por valor de 18,88 euros y otras 132.000 acciones por 18,9 euros, por lo que ingresó 4,25 millones en sendas operaciones.