Las acciones de DÍA han cerrado la sesión en 4,5950, en niveles de enero del año pasado al subir un 4,22%. El motivo que explica este alza es el aumento de la participación del fondo Letterone, controlado por millario ruso Mikhail Fridman, del 10% al 15% y la compra a plazo de otro paquete accionarial del 10%, que supondría el control del 25% de la cadena de supermercados y convertirse en el máximo accionista.

El fondo radicado en Luxemburgo anunció el viernes al cierre de mercado un incremento de su participación en el capital de Dia equivalentes al 15,0% del capital de esta sociedad, equivalentes a  93,4 millones de acciones ordinarias.

Letterone llegó asimismo a un acuerdo colateralizado para la compra a plazo de 62,2 millones de acciones ordinarias adicionales, equivalentes a un 10,0% adicional del capital de la compañía que dirige Ricardo Currás. 

La compañía de inversión, que posee su participación en la cadena de distribución a través de LTS Investment, anunció que no tiene intención de formular una oferta pública de adquisición (OPA) sobre Dia

Tras esta operación, Goldman Sachs, tiene un 11,7% del capital, pasa a ser el segundo accionista del grupo de distribución, seguido de Baillie Gifford, que cuenta con un 10%.

Con el alza de este lunes, Dia se revaloriza en 2018 un 7,88%. La empresa que dirige Currás es el valor de la bolsa española con mayores posiciones cortas abiertas en su capital con el 16,24% a cierre del pasado 5 de enero, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Marshall Wace con el 2,78% del capital y Tiger Global Management con el 2,47% son los fondos bajistas que más presionan la cotización del grupo de distribución.